BIENVENIDOS!!!!

Gracias por visitar "Reflejos literarios"!!!! Este blog es un espacio en el que encontrarás poesías, cuentos, micro-cuentos, recomendaciones, convocatorias literarias, nuevos autores y mucho más... Y si te gusta escribir no dudes en contactarnos para tener un espacio de difusión 100% gratuito!!!

Fuego

Ya sabrán decirle al fuego

que nos deje mentir la llaga

aunque la boca se nos deforme

en muecas de silencio


Dónde 

si no allí 

entre las formas no dichas 

laberintos desordenados

vamos encontrando 

el misterio que nos late

en palabra


Yo no sé de silencios

me quema el verso en la mirada.

LILIANA TERESA PEROSIO


Sangre derramada

(A mi hijo Leonel)


Cuando se oscurece el cielo

Caes en un abismo

Ves en tu sangre derramada

la de ese ser soñado, deseado y

esperado en tus entradas

Nueve meses

Nueve lunas para verlo llegar

desnudo

Desnudo como se fue.

Se te mueve el suelo

Caes en un abismo

El sol desaparece

Ya no sentiste su calor,

el cielo ya no brilla

El dolor, creo, es una manta negra que acompaña y cubre hasta los sueños.

¿Dónde están los pañuelos blancos?

Pidiendo justicia hoy

otro hijo

¡Madres!

Al ver tu sangre derramada sobre la acera

Solo el dolor permite respirar.

Si no sabes respirar si el aire es tibio o frío.

Solo que es abrumador

Solo y respirando

What..

***

Atardecer

En el atardecer de mi vida 

Vi hojas caer

Algunas con lágrimas manchadas

Otras dobladas de risas

En el atardecer de mi vida

Vi como el viento las llevada

Y el tiempo las perdía con su paso incesante

En el atardecer de mi vida

Vi como en el árbol de la vida

Se escribían nuevas historias

Unas con sangre.....

Otras con risas y juegos de niños

Que estában escribiendo sus propias hojas

En el atardecer de mi vida..siguen cayendo hojas marchitas de dolor en días de lluvia o por el fuerte viento que significa un temporal.

Pero también algunas nacen verdes y fuertes en primavera cuando pasa el frío invierno y temporal.


LILIANA TERESA PEROSIO

Locutora periodista de Rosario Sta Fé Argentina. Tallerista, narradora, docente de comunicación en la localidad de Tambúes, creadora de los Premios a la Cultura el Arte y las Ciencias para Destacados que se entregan anualmente en Ecu de Rosario “Espacio Cultural Universitario”. Durante 35 años condujo en distintas radios de la ciudad y la provincia de Santa Fe, programas relacionados con la cultura y sus hacedores. Creadora y conductora del programa “El Sonido de mi Gente” sostenida durante 35 años en el aire por Radio Nacional Rosario (RNR) y por LT 8, difundiendo nuevas voces de Rosario y otros ámbitos. Embajadora cultural de Rosario en 2019 en el encuentro de mujeres en Xochimilco, México, exponiendo la realidad de los pueblos originarios de Argentina. Conductora de distintos eventos de la Subsecretaria de Cultura y Educación Municipal de Rosario y la provincia de Santa Fe. Tallerista para la 3ra. edad y también para niños y adolescentes en comunicación y pintura. Se abocó al intercambio cultural entre todas las localidades de la provincia de Santa Fe.


Espejos

Quisiéramos romper este silencio en mil pedazos

tomar cada fragmento y arrojarlo

donde ya no sea llanto


Pero a veces

no podemos


Casi nunca podemos


Y la poesía 

-que sabe desde el origen de nosotros mismos

que arrastramos este dolor-

nos cobija por un ratito

nos tiende un puente con la palabra

nos acuna en su verdad

para que sigamos intentando 

romper los falsos espejos

de este mundo.

Batalla

También es doblegar el desgano

la pulseada terca contra uno mismo

el fervor con que abrazamos

esa parte hiriente y quebradiza

que nos mantiene en vilo

por las noches

y los días 


Entrar y salir de ese abismo

sin morir en el intento

es suficiente magia

cómo para seguir

dando

batalla.

MARCELO JUAN VALENTÍ


RENCOR


1-

Estalló

contra las ventanas,

abrazándolas,

un sobresalto

de viento rumiante

y exquisitez de cedro.


2-

Aprieto

en un puño

la piedra negra

del resentimiento.

Me preparo para arrojarla,

saboreo con anticipación la

confusión, los gritos,

los vidrios rotos.


3-

Siembran el


ensañamiento. Y desdeñan

a

la tenaz

trepadora que

silencioso, invisible,

los atenaza

fielmente.


4-

Odiar

hasta que sangren

los labios, hasta

que el sueño sea imposible,

hasta caer

en la celebración

inaudita, despreciable,

de los infortunios. Las

mandibulas cerradas

en una amarga, inútil,

sonrisa camuflada,

hilos de bajeza

en las comisuras.


5-

Entre velos,

entre visas,

tras la bruma,

con malabares de ocultamiento.

Me siento y espero.

En silencio.

Paciente.

En el derredor,

la danza antropófaga

del tiempo, del destino

y las heridas infligidas por propia mano.

Por omisión,

esa forma sutil

de venganza.


***


LA UBICACIÓN DEL GRITO


1-

Entre la cuarta y la sexta

vértebra,

desnudo

el grito de estupor,

de asombro,

de miedo. un lazo

Hacia futuros temblores.

En larga cadena,

por asociación,

visiones

internas de intensidad oscura.


2-

Un acarreo festivo

de ramas, vestigio

de árboles caídos. Improductivas,

enruladas

por una sucesión de intentos

autodestructivos, profanadas


por residentes conquistados

hambrientos, corroídas con sigilo por las estaciones.

malicia

y jolgorio, camino a la

hoguera.


3-

insomnio

y una ventana hacia la madrugada.

parénquima de un blanco cegador:

afuera es la inquietante

Niebla que resalta el perfil negro de un árbol.

Por

la mañana, el descubrimiento:

huevos azules sembrados

en círculo. ¿Pájaro tú?

¿ofidio?


***


EQUIVOCOS


1-

Sembrar

una sonrisa prometedora

para que

la magra cosecha

mar una excursión

a una galería de excéntricos.

Por omisión

es

la forma

más poética de caer.


2-

Yo mira, pero

Me han dicho, sin intención.

sino con perplejidad.

Demasiado, mira.

Hasta que la

perplejidad se ampara

En mi. eso ocurre

por el involuntario

juego de los parecidos.


No hice mi apuesta a tiempo,

perdí mis fichas,

Perdí mi turno.


3-

Digo mi discurso,

desparramo mis gestos,

desvarió,

en la gran plaza

octogonal

de los malos

entendidos.

Pobre de mí.


4-

reverberación

con la galanura

de haragán.

Le cupo el sayo.


5-


La noche tomo por

asalto

el recinto de lo cotidiano.

Una revelación,

imprecisa,

inútil,

se enseñoreó en la oscuridad.

Hola trampa. Después

me cubrí la boca

y enciende la luz.


***


MARCELO JUAN VALENTÍ

Publicaciones: "Paralelo Protervia", novela en coautoría con María Luisa Siciliani, 1998, "Una langosta en la casa invisible", cuentos, 1999, "Presagio de la reina ciega", poemas, 2002, "Caballo Bifronte" prosa poética en coautoría con Susana Rozas 2003, "Juego de abadesas", poemas, 2005, "Jardín Espejo" y "Espejo Jardín", poemas, 2010, "Ojalá Jane Fonda nos ilumine", cuentos, 2011, "Después de la orgía, el canibalismo" poemas, 2014, "La eternidad del cíclope", cuentos, 2014, "El señor Perpol, cuentos y poesías, 2014; "Los malvones devorados", nouvelle, 2020, "Así", poemas, 2021, "Oro X Oro - Otoño ", poemas; “Gonela”, cuentos, 2022.

Engaño

Ver la costa

no es estar a salvo


La vista 

a veces

nos traiciona


Muchos se ahogan

a un paso de la orilla

con los ojos llenos

de arena.

MARIANA MIRANDA


 FINAL

Cenizas

de un incendio

desparramó el viento


Lágrimas

de un entierro

lloró el aire seco


cristales quebrados

soñaron

con un vientre de hielo


La sangre de los humanos

se mezcla con el infierno

de la peste


Y el sol se quema

en un cielo plano

en donde todo miente


Es un espejismo

el lago de estaño

donde muere el cisne


Y los bosques lloran

el rocío de la guerra


Y los pájaros cantan

la cancion de la miseria


Y una lágrima se calla

detrás de la carcajada hueca


El fuego purifica

la faz de la tierra


Sólo quedan cenizas

Vuelán

Tan sólo vuela…

***


AUSENTES

El traquetear seco del helicóptero

yo dije

que mi momento había llegado

En la anestesia sordomuda de la previa

entendí

que la vida es algo tan frágil

tan valioso...

Confundí

los recuerdos vehementes de mi niñez

con las presencias de tus voces,


Amada mía,

con el perfume de tu piel,

con el anhelo de tu cuerpo desnudo.

y yo vi

Cayendo desde los cielos del Río de la Plata

maniatado

torturado

Malherido

Quebrado

suplicante

anestesiado

Y te vi

riendo tu risa

de alegría fresca

de alegría limpia

de alegría tierna

Y te vi

riendo mi risa,

Amada mía,

Riéndote por lo que no nos pudimos reír

Por lo que nunca pudimos hacer

Por lo que nunca pudimos vivir

Por lo que no fuimos

Como una risa absurda creciendo en el aire

enredándose hasta los tuétanos

en el traquetear seco del helicóptero

de donde me tiran


los hombres de verde

que también me gritan

que también se ríen

que también vomitan

Odio

Desafiando la Memoria

de la Historia Nacional

***


TANKAS


XX

manos de hadas

acariciando nubes

hacer milagros

bajo las araucarias

volando las mariposas

***


XXIII

piedad rogando

vienen los condenados

Arrastrándose

hacia el gris verdugo

que los suplicia

***


XXIII

Sobre el lago

quieto y silencioso

de agua clara

se desliza el cisne

en busca del hada

***


XXIV

Tu risa azul

entre tantos pájaros

despierta la luz

del silencio

dormido entre las hojas

***


XXVI

Rompen cristales

de hielo tus miradas

Mis manos buscan

en el mapa de tu piel

todos los destinos

***


XXVI

La Piedad llora

las lagrimas de sangre

de María Virgen

mientras el mármol blanco

grita la injusticia


MARIANA MIRANDA

Rosario, 1966. Poeta y narradora. Colabora con 
varios medios culturales y periodísticos. Tiene publicados cuatro libros de poesía, tres libros de cuentos y una novela. Fue Premio Pablo Neruda, Nicolás Guillén, Ana María Matute. Su primer libro de poesía fue traducido al francés y publicado en Francia por Ediciones Orfeo Negro. Fue publicado en Cuba, México, Chile, España, Colombia y Francia además de Argentina, tanto en narrativa como en poesía. Es psicóloga y traductora de francés. Colabora habitualmente con el Diario Página 12 en el Suplemento Rosario 12 y con Revista El Vecino.

“L'impiegato ei quarantaquattro gatti (di cui un intruso)” de Marco Gnemmi (Reseña)

 


“L'impiegato ei quarantaquattro gatti (di cui un intruso)” de Marco Gnemmi (Eretica Edizioni, 
2024 págs.) se inspira en una visión muy personal e inquietante del mundo en la que los Matices de la fragilidad humana contiene la inexorable y sagaz conciencia del caos existencial. La Serie de historias, aparentemente y estilísticamente desconectadas, pero unidas por el mismo destino de investigación innovadora e inconexo en lenguaje y contenido, subraya el carácter ingenioso e intrigante de la obra. Marco Gnemmi aborda las páginas de su biografía mezclando hábilmente actualidad y fantasía, concentrando la sugerencia explicativa de la experiencia, en equilibrio entre la inquietud y la vida provinciana, iluminando el aspecto significativo de las emociones, finalizando el desequilibrio interno y el sentimiento de inseguridad en el proceso liberador de la creatividad. El autor, en sus relatos singulares y desorientadores, asiste a la paradójica y tragicómica metamorfosis de las palabras, destaca, a través del disimulo conflictivo de la naturaleza humana, la entidad irritante y antipática de los personajes que animan un universo irracional y grotesco. El libro presenta, en el lugar versátil de la distopía profética, una inversión de las historias, animada por una vivacidad irónica y mordaz, muestra la calidad de la burla y la burla, hacia cada historia dura ymordaz, alberga la intención alegórica y alusiva. del ser humano en el juego cruel y burlón del cinismo, en la cautivadora dirección comunicativa de pensamientos y sensaciones.

Marco Gnemmi presenta el astuto origen humorístico como medida de todas las cosas, utiliza la herramienta interpretativa del sentimiento para invertir la rigurosa exactitud formal y compensar, en la afirmación caricaturesca del absurdo, el disfraz satírico de la orientación literaria, describe el desorden ilusorio y la coacción objetiva del mundo, identifica la falta de escrúpulos y la satisfacción de una escritura inteligente y atractiva. Plantea la representación cruel y fatal de una narrativa cruda y descarada en torno a la respuesta moral exasperada y amargada, ilustra la investigación psíquica de las relaciones, orquesta, en el uso indistinto de figuras retóricas, conjeturas de identificación con acciones humanas, atributos a la materia inanimada y el componente mitopoético y simbólico de representar los elementos como encarnación de los sentimientos del hombre es abstracto. Los escritos de Marco Gnemmi abordan a los lectores el impacto emocional de cada pasaje narrativo con evidente excentricidad y extravagancia, amplifican la autenticidad de la normalidad en la costumbre de un empleado de banco que lucha con el espíritu ansioso de aprender sobre la exuberante y entusiasta naturaleza humana. La lectura de Marco Gnemmi suscita reacciones contrastantes, revelan la interioridad antropológica y filosófica del contexto reflexivo, demuestra el signo distintivo e inquietante de las percepciones accidentales, concilia la grieta lingüística en la falta de armonía intencional del fundamento revelador de todo drama espantoso. Despierta la inesperada inmediata de la perturbación, en la incredulidad y el desconcierto vital, aligera, en la indecorosa perturbación de las noticias desestructuradas, la libertad de escribir.


Rita Bompadre - Centro de Lectura “Arturo Piatti”

Piedra

Esta piedra no está quieta

la arrastra un deseo de mar

y de sombra

la provoca el sol y la lluvia

que le niegan el sueño

de la muerte.

LAUREANO ASOLI


Silenciosa e invernal


El cielo genera sombras

a través de las hojas

que iluminan la noche

silenciosa e invernal

mientras silban los autos

recorriendo Boulevard Rondeau,

ella bebe una cerveza helada

y los gorriones del día

sueñan en sus nidos.

***


Perdidos en sueños


Dormidos y perdidos en sueños

de amor, de sol y de sombras

donde suenan tangos

alegres y a la vez melancólicos

para bailar por esa callecita arrabalera.

***


Emborrachado de literatura


El calor dispara besos

y releo libros en la biblioteca

de amor y terror.

Dos horas después salgo de allí

emborrachado de literatura

y con múltiples aromas

bajo las escaleras de casa

y corro hacia el patio

para que el viento me alivie

susurrándole canciones

a mi oído derecho.

***


Vientos de fiesta


Vientos están de fiesta en un hermoso jardín del aire…

tocan melodías y cantan a la vez.

Gritan, juegan con nuestros cuerpos y nuestros cabellos

cuando paseamos por la calle.

Cantan e inventan peleas entre sí.

Abofetean las hojas de los árboles y los pétalos de las flores

y derivan a los gorriones hacia cielos desconocidos.

***


Caravana de miradas


Una caravana de cálidas miradas

circula por el aire del jardín

y allí surge un río

para navegar en su delirio.

***


LAUREANO ASOLI

Es un escritor nacido en la ciudad de Rosario en 1982. Su  amor por la literatura nació en el transcurso de su niñez  influenciado por su madre la poeta Mirian Brescó principalmente.  Participa de diversos espacios artísticos además de colaborar con trabajos enfocados en temáticas literarias, históricas, políticas y geopolíticas en diferentes medios digitales y alternativos de América Latina y Europa. Sus poemas han sido publicados en las antologías del grupo GEPAN, del Club  de Poetas Latinoamérica, del grupo Ancestralia SL y de la editorial Carpe Literario, por esta última editorial salió a la luz su primer Poemario titulado  Poesía con Alas y próximamente saldrá su segundo libro: Perdidos en sueñosCursó estudios universitarios de la Licenciatura en Historia (Facultad de  Humanidades y Artes de Rosario_ UNR).